volverahorro fazil

Para un WiZinker enero no tiene cuesta.

Compártelo en:

facebooktwittergooglepluslinkedinmail

Aprender un idioma, hacer deporte, ahorrar más: cada año los mismos buenos propósitos.  Esta vez no te tendrás que preocupar por la cuesta de enero, gracias a nuestros consejos.

Comienza el 2018 y todos estamos con ilusión de iniciar un nuevo año, pero a muchos nos preocupa la famosa cuesta de enero. La Navidad y las fiestas suelen vaciar las carteras, por lo que el primer mes del año es a menudo un reto para la economía familiar. Vamos a ver unos consejos para que este año te cueste mucho menos superarla.

Quien planifica no tiene sorpresas

Una buena gestión de las finanzas personales empieza con un poquiiito de planificación. Es decir, merece la pena repasar cuáles son tus ingresos y tus gastos, preparando un presupuesto familiar. Si conoces más en detalle tu situación financiera, puedes tomar decisiones y anticiparte. Por ejemplo, si repasas cuanto te gastaste el año pasado en Navidades te puedes hacer una idea de cuánto gastarás este año y así decidir cómo te vas a organizar para hacerlo posible sin que afecte demasiado a tu economía.

Reparte el gasto

La principal causa de la cuesta de enero es que el fin de año es un momento durante el cual se concentran muchos gastos: lotería, regalos, cenas, organización de fiestas, etc. ¿Solución? Repartir el gasto sobre varios meses.

  • Puedes anticipar algunas compras. Por ejemplo, la lotería de Navidad está disponible desde el verano. Algunos regalos también los puedes comprar antes si ya los tienes claros.
  • Puedes pagar algunos gastos de enero en los meses siguientes, usando tu tarjeta WiZink. En cualquier momento puedes cambiar tu forma de pago a través de nuestra APP o de la web y elegir como te viene mejor repartir tus gastos.

Si repartes el esfuerzo, entonces la cuesta de enero se aplana muchísimo. ¿Ves que fácil?

Compara para ahorrar

Comparar es una excelente herramienta de ahorro. Porque no pierdes nada si miras varias opciones cada vez que quieras comprar algo, de vez en cuando hay diferencias de precios interesantes y puedes acabar pagando mucho menos.

Por motivos obvios, suele ser más interesante comparar cuando el valor de los productos es más elevado, pero tampoco hay que desdeñar las pequeñas compras que hacemos cada día, porque al final van sumando. Hoy en día en Internet hay comparadores para todo (o casi), así que no lo dudes y úsalos. No se tarda nada de tiempo y se puede ahorrar muuucho.

Unos ajustillos ahorrativos en casa

La cuesta de enero puede ser el momento perfecto para hacer algunos pequeños cambios en casa. Por ejemplo, puedes poner bombillas ahorrativas o mejorar el aislamiento. Muchos de esos cambios no representan una inversión grande y suponen luego un ahorro importante.

Además, y ya que estamos en temporada de frío, es bueno recordar que según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la temperatura recomendable para un salón en invierno es de 21 grados, y un poco menos en los dormitorios (para eso están las mantitas). Subir el termostato más allá de esos 21 grados es gastar energía (y dinero) que puedes ahorrar a tu bolsillo.

Prioriza en las rebajas

Una forma excelente de ahorrar es esperarse a las rebajas para comprar lo que necesitas,  mucho más barato. ¿Sabes este abrigo que tanto te gustó? ¿O este par de zapatos? ¡Qué bien sienta comprarlos con un 50% de descuento! Eso sí, en rebajas hay muchas tentaciones y es recomendable priorizar, pero oye, para un capricho siempre puedes usar tu tarjeta de crédito y aplazar el pago en las condiciones que quieras, sobre todo cuanto está a muy buen precio.

¿Ves? No es nada complicado organizarse. Echa un vistazo a nuestras tarjetas y todos sus descuentos, seguro que te ayudan a “aplanar” la cuesta,.

Y tú, ¿eres WiZinker?

¿Eres Wizinker?

Muy pronto podrás compartir con otros usuarios tus experiencias, trucos y situaciones divertidas sobre ahorro y compra

Síguenos y participa en:

Facebook Twitter Linkedin YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *