volvereconomia senzilla

La curiosa historia de las tarjetas de crédito

Compártelo en:

facebooktwittergooglepluslinkedinmail

Las usamos a diario y parece que siempre hayan estado en nuestras vidas. Pero, ¿sabes quién inventó las tarjetas de crédito?

Te proponemos un viaje en el tiempo. Vamos a volver a los orígenes de las tarjetas de crédito, que, como con muchas innovaciones recientes, se encuentran en Estados Unidos. En cuestión de un siglo, han pasado de una estrategia para fidelizar a clientes a ser el modo de pago práctico y altamente tecnológico que conocemos hoy en día. ¡Vaaamos allá!

Una cena que marcó tendencia

En 1914, la empresa norteamericana Western Union inventó una tarjeta que otorgaba una línea de crédito gratuita y otras ventajas a sus clientes preferentes. Durante las décadas siguientes varias grandes empresas de distintos sectores le copiaron el concepto. Sin embargo, eran solo tarjetas de fidelidad con servicios asociados (entre ellos el crédito), no permitían pagar otros servicios que los de la empresa emisora.

La historia cambió en 1949 cuando un banquero americano un poco despistado llamado Franck McNamara se olvidó de llevar dinero para pagar la cena de empresa que compartía con otros dos empresarios invitados. Tuvo que llamar a su mujer para que le trajera el dinero, una situación algo embarazosa para un directivo como él. Pero por lo visto era esa clase de hombre que ven oportunidades en lugar de problemas, como nuestros WinZinkers. Justo habían estado hablando de tarjetas de crédito y  los tres hombres pensaron en crear una tarjeta que permitiera pagar en cualquier establecimiento, para no tener que llevar efectivo. Suena obvio hoy, pero a nadieee se le había ocurrido antes.

Con mucho humor, elegieron como nombre “Diners’ Club”, que se puede traducir por Club de Cenadores. Esa tarjeta, lanzada en 1950, sigue existiendo hoy en día, aunque tras un principio exitoso se vio superada en importancia por otras compañías.

Los orígenes de Visa y Mastercard

La rivalidad entre los dos grandes sistemas de tarjetas de crédito fue primero geográfica. En 1958 en California, el Bank of America creó BankAmericard,  una tarjeta que tuvo un éxito muy rápido, hasta el punto que en 1965 se firmaron acuerdos de licencias con otros bancos para emitir tarjetas en el resto de Estados Unidos. Al mismo tiempo, otros bancos competidores, principalmente de Illinois y de la Costa Este americana (y también de California), se unieron y crearon el sistema de pago Master Charge.

Cuando llegó el momento de la internalización, los gestores de BankAmericard renombraron la tarjeta a Visa, un nombre más corto, más fácil de exportar y que correspondía mejor a la realidad, ya que en este momento Bank of America ya solo era un banco más de la red de pagos. Con el tiempo Master Charge cambió también de nombre, aunque no mucho, y hoy es conocida como Mastercard (pero seguro que eso ya lo habías adivinado).

¿Lo sabías?

El hombre con más tarjetas de crédito a su nombre es un californiano llamado Walter Cavanagh, quien en 2016 tenía 1.497 tarjetas con una línea de crédito total de 1,7 millones de dólares. Empezó su colección en los años 1960 por una apuesta, y no ha parado.

No hace falta que tengas mil tarjetas de crédito, con tener la de WiZink ya podrás acceder a muchas ventajas y servicios. ¡No te lo pierdas!

Y tú, ¿eres WiZinker?

¿Eres Wizinker?

Muy pronto podrás compartir con otros usuarios tus experiencias, trucos y situaciones divertidas sobre ahorro y compra

Síguenos y participa en:

Facebook Twitter Linkedin YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *