volvereconomia senzilla

¿Eres emprendedor? Tres ocasiones en las que una tarjeta de crédito puede ayudarte

Compártelo en:

facebooktwittergooglepluslinkedinmail

Las tarjetas de crédito son herramientas flexibles y prácticas que te ofrecen financiación. Si eres autónomo, o si tienes un negocio, deberías echar un vistazo a estos tres senZillos ejemplos de casos en los que tu tarjeta de crédito te puede ayudar en el día a día de tu negocio

1. Cuando necesitas hacer pequeñas inversiones

Emprender casi siempre es sinónimo de inversión. Unas obras de adecuación de un local, la compra de equipos y maquinaria, el desarrollo de un programa informático: todos esos son ejemplos de inversiones muy comunes en el mundo empresarial. Son compras de activos, materiales o inmateriales, destinados a quedarse en la empresa a largo plazo. Se quedan, no se mueven, y por eso se les llama activos inmoviliZados, o fijos. ¡Los términos contables tienen su lógica después de todo!

Si no dispones del dinero, lo habitual es pedir un crédito. Pero, cuando la inversión es de poco importe, o cuando tu banco no concede préstamos por el cualquier motivo, usar la tarjeta de crédito es una solución muy flexible.

2. Cuando pagas a tus proveedores al contado y tus clientes te pagan a crédito

En tu empresa, además del inmovilizado, tienes que financiar lo que se conoce como activo circulante. Se llama así porque no es fijo, va rotando y variando. ¡Veees qué lógico! Los dos activos más habituales de este circulante son las existencias de productos y los saldos de clientes (cuando te pagan a crédito). Generalmente estas cantidades se suelen financiar pagando a tus proveedores a crédito. Pero, si no quieren o si no es suficiente, puedes usar tu tarjeta de crédito para cubrir esa necesidad.

3.  Cuando tú, o tus empleados, tenéis gastos de desplazamiento

Imagina que uno de tus empleados tiene que ir a ver a un cliente en otra parte del país. Tiene que pagar una noche de hotel, un par de comidas en restaurantes, quizás un taxi y más cosas. Para que sus trabajadores no tengan que adelantar esos gastos, lo que hacen algunas empresas es darles una tarjeta de crédito. Así, da tiempo a tramitar la nota de gasto y devolver el dinero a la persona antes de que se haga el cargo en su cuenta. Además de muuuy práctico, es más justo, ¿no crees?  Y, por supuesto, lo que vale para tus empleados también puede valer para ti como emprendedor.

Ventajas de usar una tarjeta

  • Haces frente a gastos imprevistos. ¡Estás cubierto!
  • Usas solo el dinero que necesitas. La necesidad de financiación de un emprendedor suele ir variando mucho según los meses y la actividad, y tu tarjeta se adapta a esos cambios. ¡Eso sí que es flexibilidad!
  • Son inmediatas. Dentro de la línea de crédito aprobada, usas el dinero cuando lo necesitas. ¡Nada de esperas!
  • Las cuotas son flexibles. Eliges cuándo y cuánto pagas. ¡Tú mandas!

Cómo conseguir tu tarjeta de crédito

Algunos emprendedores creen que, porque son autónomos, no pueden obtener una tarjeta de crédito. En WiZink, si eres emprendedor (o si no lo eres) sí que puedes obtener una tarjeta WiZink, cuya cuota anual es gratis para siempre. Sí, lo has leído bien: para siempre. El límite máximo de crédito posible es de 10.000€. La cantidad total de crédito concedida se ajusta en función de tu situación personal.

Para conseguir tu tarjeta, tienes que ser mayor de edad, y tener ingresos justificables. La puedes solicitar online y las recibes en pocos días. Todo eso, sin cambiar de banco. Los cargos se harán en la cuenta que hayas indicado. Por algo somos tu banco senZillo.

Cómo quieras pagar tus compras es tu decisión. Tienes mucha flexibilidad, y puedes cambiar cada mes la forma de pago, según lo que más te convenga.

¡Pide ya tu tarjeta WiZink!

Y tú, ¿eres WiZinker?

¿Eres Wizinker?

Muy pronto podrás compartir con otros usuarios tus experiencias, trucos y situaciones divertidas sobre ahorro y compra

Síguenos y participa en:

Facebook Twitter Linkedin YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *